Usa tu teclado para descubrir

La clásica rôtisserie.

Chez Cocó, comer aves nunca antes fue tan sofisticado.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
La clásica rôtisserie.

Siempre se han comido y se comerán aves. Así es en casa, en la mesa cotidiana, y en Francia, también fuera de ella, en los mejores restaurantes; en esas casas llamadas rôtisseries, que son parte de la cultura gastronómica y tienen su propia esencia.

En la Diagonal de Barcelona, Chez Cocó anhela con convertirse en eso, en una dirección clásica en la que se comen pichones, patos, pintadas y codornices; donde, por supuesto, se pueda degustar un sencillo pollo asado. Básico y sí, delicioso.

Una de las principales características del local es su cocina abierta. Se trata de un espacio decorado con elementos de las cocinas tradicionales toscanas y provenzales, con mosaicos artesanales, ollas de cobre y suelos de damero en barro.

Pero el elemento estrella es la rôtisserie, una pieza de tres asadores con un espejo central restaurado y que data del siglo XIX. Aquí las protagonistas absolutas son las piezas de carnes y aves que se asan enteras, a la vista de los clientes. Luego, en sala, serán limpiadas y preparadas ante la atónita mirada del comensal. Porque el equipo de Chez Cocó recupera la mágica liturgia de “trinchar” las viandas.

Junto con las aves, también lechazos y cochinillos, pescados del día y entrantes elaborados con mimo. Y de postre, un dulce homenaje a los carros de pastelería antaño elemento clave en las salas de los mejores restaurantes. Conviene, por lo tanto, guardar apetito para propuestas como la tarta de naranja caramelizada o el milhojas de vainilla y café.

Porque los postres siempre deberían estar a la altura de los platos anteriores, Enrique Valentí, joven impulsor de este establecimiento, ha confiado, nada más y nada menos, que en la pareja formada por Patricia Schmidt y Christian Escribà. Ellos dan color, sabor y ponen la nota mágica al mostrador y a las vitrinas cubiertas de todo tipo de cupcakes.

En cuanto al interiorismo, merece capítulo aparte. Lo firma Lázaro Rosa-Violán y cada rincón tiene algo especial. Intencionadamente recargado y con un marcado acento francés, se ha potenciado al máximo la altura del local. Los huecos en el techo están decorados con molduras y florones de escayola de los que cuelgan grandes lámparas de diferentes diseños, formas y colores.

En el comedor destacan los bancos inspirados en el Orient Express y los textiles que visten de azul profundo los muebles. En las paredes, roble oscuro, dorado y magníficos paneles florales de factura asiática. Y en la terraza, se prolonga el sueño de una noche de verano.

Chez Cocó, comer aves nunca antes fue tan sofisticado.

chezcoco.es

, porque me gustan las cosas buenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Next. Lo que te estamos preparando...

En Pinterest

No hay nada más loff.it que pinterest, ni más pinterest que loff.it.

las mejores imágenes »

Licencia de Creative Commons

loff.it is licensed under a CREATIVE COMMONS:

Reconocimiento -NoComercial -SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Permissions beyond the scope of this license may be available at loff.it.

Editado* por

Roche i Cabo

Contacto: redacción »

Publicidad: publicidad »

Colaboraciones: colaboradores »

© 2013 Roche i Cabo.

Todos los derechos reservados.

Política de privacidad , Aviso legal

* De una idea original de Ricardo Basurto

Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...