Vídeos

cerrar

Aladino ya tiene quien le organice los viajes: la nueva Crystal.

Crystal Cruises amplia sus horizontes para ser mucho más que una compañía de cruceros. Ahora se dedica a cumplir deseos.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

La buena noticia para Aladino (o para cualquiera que consiga la lámpara maravillosa) es que ya no es necesario gastar uno de los tres escasos deseos que concede si es que se refiere a realizar el viaje de sus sueños. A partir de ahora, es más sencillo hacer ese deseo realidad contactando con Crystal, la nueva compañía surgida de la transformación de Crystal Cruises, que ya de por sí era la compañía de cruceros más premiada del mundo, en una compañía que organiza los viajes que siempre hemos deseado, los que siempre hemos soñado, los que pediríamos a la lampara maravillosa de Aladino.

Un crucero de 32 días por el Paso del Noroeste, la legendaria ruta que une el Pacífico y el Atlántico por el norte de Cánada, de Anchorage a Nueva York. Un viaje de 112 días en el Cristal Serenity, de Los Ángeles a Roma, bautizado Maravillas del Mundo y Ciudades Eternas, cruzando el Océano Pacífico hasta Sidney para luego continuar viaje hacía Hong Kong, seguir bordeando la costa asiática para terminar cruzando el Canal de Suez y llegar a la ciudad eterna oir antonomasia, Roma. Remontar los grandes ríos europeos a bordo del Crystal Mozart, el más lujoso yate fluvial imaginable. Dar la vuelta al mundo utilizando Crystal Air Cruises y Crystal Luxury Air, llevando a las nubes el concepto de crucero de lujo, o incluso comprar en régimen de multipropiedad una residencia a bordo de los barcos más lujosos y premiados del mundo de los cruceros. Eso y mucho más parece ser la nueva Crystal.

La expansión transformadora de Crystal Cruises la ha convertido en una nueva marca, Crystal, que ahora engloba diferentes maneras de emprender los viajes, pero una misma manera de entederlos: desde la exclusividad. Crystal Cruises mantiene la experiencia de cruzar los mares bajo el amparo de las seis estrellas de sus barcos. Crystal River Cruises traslada a los grandes ríos europeos todo lo acumulado por la marca en cuanto al trato, destinos y exclusividad. Crystal Yacht Cruises es toda una experiencia en sí misma, combinando lo mejor del mundo de los cruceros con el trato más personalizado posible para realizar viajes de los que dejan marca. Crystal Air Cruises y Crystal Luxury Air elevan el concepto de transporte aéreo a un nuevo nivel de confort y lujo, inédito hasta ahora, al que se añaden el servicio más exclusivo en los destinos. Por último, Crystal Residences permite algo hasta ahora impensable, como es el hecho de disponer de una residencia a bordo de un lujoso crucero, toda una invitación a soñar. La nueva Crystal pone los deseos a nuestros pies. Sin lámpara.

Imágenes de esta publicación

Meta información

Newsletter